Metodología de las 5S

¿Qué es la Metodología de las 5S?

La metodología de las 5S tiene como propósito la reducción de desperdicio y la optimización de la productividad a través de áreas de trabajo más limpias, organizadas y seguras.

Se inició en la fábrica de Toyota en Japón en los años 60. Toyota se enfocó en animar a sus trabajadores indicandoles que cada trabajo y tarea era de vital importancia para el producto final. Por lo tanto, los desperdicios se minimizaron y la organización de las áreas de trabajo lograron mejores resultados con trabajadores genuinamente satisfechos.

¿Por qué se le llama Metodología de las 5S?

Esta metodología se llama 5S porque cada una de sus etapas proviene de términos en japonés que inician con la letra S. Estas cinco etapas son las siguientes:

  1. Seiri (Clasificación u Organización)
  2. Seiton (Orden)
  3. Seiso (Limpieza)
  4. Seiketsu (Estandarización)
  5. Shitsuke (Disciplina)

1. Seiri – Clasificación u Organización

Seiri implica separar todo lo necesario en una área de trabajo y retirar todo lo innecesario . Esto puede implicar equipos, útiles, información, tanto en las oficinas como en las fábricas.

2. Seiton – Orden

Seiton implica crear un lugar específico para cada elemento. El lugar dependerá también de que tan necesario es este elemento. Es decir, lo elementos de mayor frecuencia deben estar cerca al trabajador y los de menos frecuencia deben tener un sitio identificado para fácil acceso. Cualquier trabajador debe poder encontrar los elementos y retornarlos fácilmente al terminar la tarea. Todo esto tiene el propósito de disminuir los movimientos innecesarios.

3. Seiso – Limpieza

Seiso se basa en limpiar el área de trabajo y los equipos regularmente con el fin de mantener las condiciones estándar y poder identificar defectos fácilmente. Esto implica integrar al trabajador en la limpieza rutinaria de su propia área de trabajo. Asimismo, se buscan eliminar las fuentes de contaminación.

4. Seiketsu – Estandarización

Seiketsu busca establecer estándares para mantener el orden y limpieza logrados en las primeras etapas. Esto se logra involucrando a los trabajadores para que “tener su área de trabajo en perfectas condiciones” sea parte de su cultura. Se pueden utilizar elementos visuales como fotografías, señales y/o manuales.

5. Shitsuke – Disciplina

Shitsuke implica seguir las normas establecidas para mantener el estándar y continuar mejorando cada día. En esta etapa es necesario promover la participación de todos los trabajadores para fomentar la cultura de que todo se puede hacer mejor. Pueden hacerse controles periódicos y revisiones sorpresas.